Un estallido de aplausos selló la espléndida actuación de La Camerata Cantabile en La Iglesia de La Adrada

Fuente: La Adrada.Net

Con el templo abarrotado de público dio comienzo el concierto de Navidad de 2008 ofrecido por la Camerata Cantabile bajo la dirección de Vanessa Satur, con un repertorio coral e instrumental que incluía además de una selección de villancicos populares, la interpretación del Gloria de Vivaldi. Voces e instrumentos sonaron deliciosamente bien y las más de mil personas que acudieron a esta velada musical aplaudieron muy efusivamente toda la actuación de La Camerata que tuvo dos momentos cumbre : La interpretación del Gloria de Vivaldi y el popular Adestes Fideles que sumó las voces de todos los asistentes.

Al final del concierto Vanessa Satur, dio las gracias al público por su presencia transmitiéndole sus deseos de paz y felicidad para estas fiestas y para el próximo año 2009. Igualmente mostró su agradecimiento a D. Victoriano Jiménez Carrasco, Párroco de La Adrada, y a D. Francisco Pedraza, Alcalde de La Adrada, por su inestimable apoyo y colaboración.

Concluida la velada musical, la opinión de catalogar esta gala como de excelente parecía unánime entre el público, «¡excelente concierto! «, o como expresaba El Dr. D. Jesús Caldás, «sencillamente ex-qui-si-to, me han encantado mucho el sonido del coro, lo bien ensambladas que estaban la voces, la orquesta que ha estado fenomenal y también la sonoridad de la Iglesia, ¡ese es un elemento muy importante también!, ya que una buena acústica es imprescindible para apreciar y saborear los ricos matices de un buen concierto»

También los componentes de La Camerata, manifestaban después de la actuación que se sintieron muy cómodos y relajados, por haber estado trabajando y ensayando este concierto con mucho tesón y además por ser ya el cuarto concierto de Navidad que han interpretado este año, los anteriores fueron en Arévalo, Ávila y Madrid, y aún les queda el de Navahondilla el próximo mes de enero. Además, añade su directora, se ha sentido el afecto del público y la buena acústica de la Iglesia y esto para nosotros es también muy importante.

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - Camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile

La Adrada - camerata Cantabile